¿Cómo prepararse para una entrevista de trabajo para causar una buena impresión?

¿Te han invitado para una entrevista de trabajo? ¡Enhorabuena! Esto significa que a tu empleador potencial le han gustado tu currículum y tu ​​carta de motivación, y que ahora todo depende de cómo vaya la entrevista. Es un elemento clave de todo el proceso de reclutamiento. Por lo tanto, trata de causar la mejor impresión durante esta reunión, porque solo de esta entrevista depende si convencerás al reclutador de tu candidatura y gracias a eso podrás recibir una oferta de trabajo para el puesto al que te estás postulando.

La entrevista de trabajo es un momento que suele ir acompañado de mucho estrés, especialmente si estás comenzando tu carrera profesional o cuando vas a una entrevista por primera vez en mucho tiempo. Por eso decidimos preparar este breve tutorial. Hemos incluido aquí una serie de informaciones útiles que te ayudarán a prepararte para la entrevista y causar una buena impresión en tu futuro empleador. Te invitamos a aprender:

 

  • cómo transcurre una entrevista de trabajo;

  • qué preguntas hace el empleador con más frecuencia durante la entrevista;

  • cómo prepararse para una entrevista de trabajo;

  • qué errores es mejor evitar durante la entrevista;

  • cómo prepararte para una entrevista de trabajo en un call center.

 

¿Cómo transcurre una entrevista de trabajo?

 

La entrevista es la herramienta más importante en el proceso de reclutamiento y su finalidad es establecer un contacto directo con el candidato. Se utiliza para obtener información sobre el candidato, verificar su experiencia profesional, sus rasgos de carácter y su motivación. A su vez, para el candidato, una entrevista de trabajo supone una excelente oportunidad para conocer mejor la empresa y a sus superiores potenciales, así como los detalles relacionados con el puesto al que se postula.

 

Una gran ventaja para ti como candidato es el hecho de que los empleadores no tienen tiempo para preparar conjuntos de preguntas únicas para todos los candidatos. Por lo tanto, suelen utilizar guiones prefabricados, adaptados a puestos de trabajo específicos. Por eso existe una serie de preguntas concretas que surgen absolutamente siempre en el proceso de reclutamiento, cuando los empleadores quieren conocer a un empleado potencial. Familiarízate con ellas de antemano para ver que prepararse para una entrevista de trabajo no tiene por qué ser tan estresante como probablemente lo ves ahora.

 

 

Entrevista de trabajo: las preguntas más frecuentes y ejemplos de respuestas

 

¿Cómo responder las preguntas durante una entrevista? En primer lugar (aunque esto, desafortunadamente, no resulta obvio para todos), ¡con la verdad! Las mentiras saldrán a la luz rápidamente y destruirán significativamente tus posibilidades de conseguir el puesto de tus sueños.

 

El lenguaje corporal también es un elemento muy importante y muestra quién eres. Así que trata de estar a gusto, lo más que sea posible, pero olvídate de gesticular en exceso, ya que esto revelará que estás estresado y no consigues controlarlo. También presta atención al contacto visual con tu interlocutor. Puede que no seamos conscientes de esto, pero es un punto muy importante. Para obtener un resultado positivo, no mires fijamente a la pared o al suelo, sino mantén el contacto visual con la persona con la que estás hablando.

 

Conoce las preguntas que los empleadores hacen prácticamente en cada entrevista de trabajo y los consejos sobre cómo responderlas para superar a otras personas que también se postulan para un puesto determinado.

 

  • ¿Por qué planeas cambiar de trabajo?
    Respondiendo esta pregunta, opta más bien por hablar sobre tus ganas de desarrollarte, poder hacer más cosas, o probar suerte en una nueva industria, y no, por ejemplo, sobre los conflictos con tus compañeros. Sé discreto y profesional y, por tanto, evita criticar tu empresa anterior, a tu jefe o tus compañeros.

  • ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?
    Esta pregunta surge a menudo en las entrevistas de trabajo. ¿Cómo preparar una respuesta? Antes de la entrevista, lee la información sobre la empresa, así como la descripción detallada del puesto al que te estás postulando. Es mejor que destaques los elementos relacionados con tus pasiones, habilidades o competencias para presentarlos como tus fortalezas. Un ejemplo simple: si te estás postulando al puesto de consultor en una empresa de venta de automóviles y eres un aficionado al mundo del motor, demuéstralo diciendo que los coches son tu mayor pasión y por eso eres un excelente candidato para el puesto.

  • ¿En qué te distingues de los demás candidatos?
    Respondiendo esta pregunta, demuestra conciencia de tu valor como futuro empleado. Verifica de antemano exactamente cuáles son las características del trabajo en un puesto concreto y durante la entrevista enumera tus cualidades, habilidades y logros profesionales que mejor se adapten a los requisitos del anuncio. Describe los éxitos que obtuviste en tu empresa anterior: cuántos nuevos clientes ganaste, cuánto aumentaron las ganancias, qué campañas realizaste o qué ahorros aportaste a la empresa o mejoras en el sistema de trabajo.

  • ¿Qué te motiva? ¿Con qué trabajo sueñas?
    Hay que decirlo sin rodeos: la contratación de un nuevo empleado tiene que ser rentable para la empresa. Por eso es tan importante para los reclutadores que el futuro empleado muestre un gran deseo de desarrollo profesional. Muestra esta disposición durante la entrevista. Di que siempre realizas las tareas con entusiasmo, y los retos ambiciosos no te asustan, sino que te motivan a ampliar tus competencias profesionales.

 

¿Cómo prepararse para una entrevista de trabajo?

 

Cuando ya hayas preparado las respuestas a las preguntas típicas de las entrevistas de trabajo, comprueba cómo prepararte para la entrevista en estos 3 pasos importantes.

 

  • Verifica tu imagen en internet.
    Recientemente, los reclutadores de personal revisan los perfiles de los empleados potenciales en varios portales. Así que considera modificar la configuración de tu cuenta de Facebook, Instagram (y otras). Vale la pena cambiar el acceso público a las noticias del perfil al privado. ¿Por qué? Una foto de una fiesta loca en una noche desenfrenada del sábado, publicada en las redes sociales, o seguir un sitio web que te desacredita, ¡no te ayudarán a conseguir una oferta de trabajo! Mejor cuidar la privacidad.

  • ¡Prepara tus propias preguntas!
    Una entrevista de trabajo también es un momento para ti para hacer preguntas. Las preguntas debidamente preparadas harán que te veas en buena luz. Demostrarán que estás involucrado y te tomas el asunto en serio. ¿Qué puedes preguntar? Por ejemplo: sobre las tareas específicas en un puesto determinado, cuántas personas trabajan en el departamento, cuáles son las formas de medir los efectos del trabajo y quién sería tu supervisor. También puedes preguntar cuáles son las próximas etapas de reclutamiento y cuándo se puede esperar la decisión. Escribe tus preguntas en una hoja y llévala contigo en caso de que te olvides de algo.

  • Prepara una respuesta a la pregunta sobre el salario.
    Generalmente, el tema del dinero resulta muy incómodo para la gente pero durante la entrevista es imposible evitar negociar el sueldo. ¿Cómo abordar este tema? Consulta los informes de sueldos actuales en internet para saber cuánto se puede ganar en un puesto determinado. También ten en cuenta tus competencias. Si crees que puedes aprender mucho en una empresa determinada, vale la pena aceptar un sueldo más bajo, y si demuestras tu valor en el puesto, definitivamente recibirás un aumento.

 

Entrevista de trabajo: ¡no cometas estos 4 errores!

 

  • No llegues tarde.
    Si te importa conseguir el trabajo, asegúrate de llegar a tiempo. Si llegas tarde sin avisar y justificando la situación, entonces hay pocas posibilidades de que el empleador vea favorablemente tu solicitud y el proceso de reclutamiento habrá acabado para ti.

  • No vayas a la entrevista en ropa informal.
    Más de la mitad de los jefes admiten que la indumentaria es un elemento importante de la reunión. Por lo tanto, debes renunciar al estilo de fiesta o deportivo y vestirte apropiadamente para la situación. Elige un estilo casual elegante.

  • No mientas.
    Los reclutadores saben muy bien cómo hacer preguntas durante la entrevista para establecer la exactitud de la información recibida. Así que recuerda no mentir en una entrevista de trabajo. Las imperfecciones en tu solicitud no te descalificarán, pero una mentira sí.

  • No hagas preguntas inapropiadas.
    Durante una entrevista de trabajo recuerda no hacer preguntas de un empleado de pleno derecho: aún no has sido contratado. De acuerdo con esta regla, los temas como aumento de sueldo, vacaciones de 15 días o salir más temprano del trabajo déjalos para más tarde.

 

Entrevista de trabajo en un call center: ¿cómo prepararse?

 

Si estás solicitando un trabajo en un call center y has recibido una invitación para una entrevista, ¡prepárate! Piensa cómo es trabajar en un call center y lo que una empresa de telemarketing requiere de sus empleados.

 

¿Cómo prepararte si te estás postulando para el trabajo en un call center?

 

  • Determina tu disponibilidad.
    Una gran ventaja de trabajar en un call center es que el horario suele ser flexible. Seguramente recibirás puntos extra en la entrevista si sabes de antemano qué horario te conviene y cuánto tiempo puedes (o quieres) dedicar al trabajo.

  • Piensa qué tipo de trabajo te gusta más.
    Piensa de qué tipo de llamadas preferirías encargarte: ¿salientes o entrantes? ¿Prefieres ayudar a las personas que llaman a resolver sus problemas o tal vez ser vendedor? Sabiendo desde el principio lo que se quiere, también se puede ganar puntos extra.

  • Practica el habla y la dicción.
    Se sabe que en los call center la mayor parte del tiempo se dedica a hablar. El consultor telefónico no debe tener trastornos del habla. En cambio, debe tener una buena dicción y una voz agradable. ¡Esto se puede entrenar!

  • Muestra las cualidades de los mejores consultores telefónicos: una buena comunicación, creatividad, compromiso.
    El consultor debe saber escuchar con atención al interlocutor y tratar a todos de manera individual para ayudar al cliente a elegir un producto o servicio que satisfaga sus necesidades. Como parte de la capacitación, imagínate a un cliente muy malhumorado (o pídele a un amigo que asuma este papel) y trata de persuadirlo de que compre un servicio o producto determinado. Es muy posible que se te pida que interpretes una situación así en la entrevista. ¡Vale la pena que demuestres tus habilidades de negociación, de tomar decisiones rápidas y, sobre todo, una ingeniosa creatividad!

 

Ya sabes cómo prepararte para una entrevista y qué evitar para aumentar tus posibilidades de recibir una oferta de trabajo. Así que... ¡Buena suerte en tu entrevista!